2 de julio de 2022, 14:18:09
Salud


Los hábitos de autocuidado que han llegado para quedarse

Por Virginia González

La amenaza de la Covid-19 nos ha hecho más conscientes de que el cuidado de la salud empieza por la prevención.


Desde hace dos años la pandemia que vivimos ha situado los hábitos de autocuidado en el centro de las medidas que los ciudadanos ponemos en práctica no solo para prevenir el contagio de covid-19, sino para mejorar nuestra salud general.

La amenaza de la covid-19 nos ha hecho más conscientes que nunca de la necesidad de adoptar medidas de prevención capaces de mantener alejados, no solo esta patología, sino cualquier tipo de virus y bacteria. Hemos aprendido que un gesto tan simple como lavarnos las manos con cierta frecuencia, usar gel hidroalcohólico o llevar la mascarilla pueden ser importantes medidas de autoprotección y no únicamente frente a la covid-19

De hecho, según datos del estudio de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (ANEFP) ‘Evolución de los hábitos de autocuidado en España en época de la Covid’, presentado en 2021, el 68% de los españoles asegura que mantendrá la higiene de manos una vez superada la pandemia y el 80%, el uso de productos de autocuidado como geles desinfectantes o mascarillas.

Nuevos hábitos para nuevas necesidades

Junto a estas medidas de higiene, otros hábitos relacionados con el estilo de vida actual parecen haberse incorporado al nuevo día a día de la población española. “El contexto que vivimos continúa muy marcado por los confinamientos, las restricciones y el teletrabajo, lo que ha cambiado nuestras necesidades físicas y psicológicas. Por eso, es más importante que nunca atender a ciertos factores de salud sobre los que sí podemos actuar para encontrarnos mejor, como la alimentación, el descanso, la vida activa o los hábitos tóxicos”.

Por ejemplo, se ha demostrado que el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar formas más graves de covid-19 y, por tanto, de hospitalización, ingreso en UCI y muerte por esta enfermedad. Eso sin contar con el incremento de riesgo de enfermedades metabólicas o cardiovasculares. Por todo ello, el doctor Maset aconseja “una dieta rica en frutas, verduras y proteínas saludables, así como baja en grasas y azúcares, para ayudar a mantener nuestro peso a raya al tiempo que reforzamos las defensas”.

Así mismo, el ejercicio físico tiene un papel crucial a la hora de potenciar nuestro sistema inmune, otra de las claves, junto a la vacunación y las medidas de higiene, en la protección frente a cualquier tipo de virus, incluido el covid-19. La práctica de actividad física dentro del hogar fue otro de los hábitos de autocuidado que ha instaurado la pandemia; como revela el estudio de ANEFP, un 45,5% de los españoles seguirá haciendo ejercicio en casa cuando esta termine.

Por otra parte, llevar un estilo de vida saludable ayuda a mitigar síntomas de la fatiga pandémica como el estrés, el insomnio, los cambios de humor, la mayor irritación, los problemas de concentración y los sentimientos de angustia y ansiedad. “Mantener los hábitos de autocuidado que hemos adquirido durante esta pandemia es lo más inteligente que podemos hacer por nuestra salud física y mental. Y qué mejor momento para proponernos cumplir con ellos que el comienzo del año. Consigamos, entre todos, que la covid-19 no sea lo único que haya llegado para quedarse”, concluye el experto de Cinfa.

Diez hábitos para seguir cuidándote durante y después de la pandemia:

  1. Usa las mascarillas. Esta medida no es solo útil para protegernos contra la covid-19, sino también para evitar la propagación de gripes y resfriados y otras enfermedades, especialmente las provocadas por virus y ciertas bacterias que se transmiten por el aire.
  2. Lávate las manos con frecuencia y usa el gel hidroalcohólico. Lávalas con agua y jabón durante al menos quince segundos, poniendo especial atención a la zona entre los dedos y debajo de las uñas. El gel hidroalcohólico es idóneo para cuando tosas o estornudes en la mano desnuda -intenta hacerlo en el codo- o en los momentos en que no tengas acceso a un lavabo bien equipado.
  3. Ventila y desinfecta adecuadamente la casa. Al igual que en tu local u oficina, abre las ventanas a menudo y durante el tiempo suficiente. Sobe todo si estás acatarrado, también es muy aconsejable que extremes la limpieza y desinfectes las superficies de la casa.
  4. Come de todo y en las cantidades adecuadas. Sigue una dieta saludable, variada y equilibrada que incluya una gran cantidad de frutas y verduras, con el fin de mantener tu peso bajo control y reforzar tu sistema inmune.
  5. Hidrátate adecuadamente. Tu organismo precisa de unos dos litros diarios de líquidos para mantenerse en forma. Por ello, intenta beber de seis a ocho vasos de agua al día, aunque también puedes tomar zumos naturales -sin abusar-, infusiones y caldos. En la medida de lo posible, prescinde de las bebidas azucaradas y carbonatadas.
  6. Mantente activo. Con o sin pandemia, la batalla contra el sedentarismo comienza por moverse más en las acciones cotidianas del día a día, usando las escaleras en lugar del ascensor o desplazándonos andando en lugar de en coche. Y, si estás confinado o en cuarentena, puedes caminar dentro de casa durante diez o quince minutos varias veces al día, bailar o realizar tablas de ejercicios o estiramientos. También puedes llevar a cabo actividades como pilates, zumba o aeróbic siguiendo vídeos en Internet.
  7. Evita los hábitos tóxicos o poco saludables. La alimentación equilibrada y el deporte deben acompañarse de otros hábitos como eliminar el consumo de tabaco y reducir o eliminar el de alcohol. Sobre todo, en la última franja de la tarde, intenta reducir la toma de bebidas alcohólicas, así como sustancias estimulantes como el café o el chocolate.
  8. Duerme al menos ocho horas al día. El descanso es fundamental para nuestro cuerpo, pero, además, el insomnio y la falta de sueño están relacionados con un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad, factores de riesgo para formas graves de covid. Por tanto, trata de dormir ocho horas al día y siguiendo siempre unos horarios regulares. Evita las siestas largas durante el día y, por la noche, no mires dispositivos electrónicos antes de ir a la cama.
  9. Mantén a raya el estrés. Practicar de manera regular actividades como relajación muscular, meditación, mindfulness o yoga, controlar tu respiración e incluso escuchar música en un entorno tranquilo te ayudará a regular los picos de estrés y nervios. Limitar el consumo de noticias sobre la pandemia o el virus contribuirá a disminuir la sensación de ansiedad ante esta situación.
  10. Desconecta y disfruta de tus aficiones. Reservar ratos para el entretenimiento y las aficiones puede ser la mejor terapia en tiempos de pandemia: leer ese libro pendiente, organizar por fin las fotos o empezar con ese hobby para el que no disponías de tiempo.
Secretos de Salud.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.secretosdesalud.es