www.secretosdesalud.es
La prevención sanitaria se hace clave en las clínicas dentales
Ampliar

La prevención sanitaria se hace clave en las clínicas dentales

Por Secretos de Salud
miércoles 10 de noviembre de 2021, 14:12h

Escucha la noticia

La higiene siempre ha sido uno de los aspectos más importantes para cualquier clínica y muy especialmente las dentales, donde el paciente expone sus principales vías de entrada y salida de todo tipo de microorganismos en y desde su cuerpo.

Es el principal pilar para construir un ambiente de seguridad y confianza en este ámbito de trabajo. El principal activo para que los clientes estén tranquilos y tengan confianza en los servicios de la clínica, pero también el principal activo para construir la seguridad de los propios empleados de la clínica.

Esta situación se ha visto todavía más intensificada como consecuencia de la llegada del covid-19 a nuestras vidas, que ha hecho fundamental el uso de epis para clínica dental específicos y que garanticen la máxima seguridad. Lo repasamos a continuación.

Las clínicas dentales, un caso especial en pandemia

Aunque la situación de la pandemia está en uno de sus momentos más controlados y según las previsiones no retrocederemos en los aspectos más cruciales, la precaución debe seguir presente en nuestro día a día. Las precauciones que debemos seguir tomando en nuestro día a día, como el empleo de mascarilla o el mantenimiento de la distancia de seguridad, son cuestiones que se ven mucho más intensificadas en una clínica dental.

El caso de las clínicas dentales es muy especial en este sentido precisamente por la naturaleza del coronavirus y su manera de propagarse, a través de las gotas de saliva. En las clínicas dentales, los pacientes exponen como en ningún otro lugar su boca, a la que no podemos aplicar ninguna medida de protección. Es decir, no se puede trabajar con el cliente portando una mascarilla o evidentemente no se puede eliminar la saliva de la boca.

Por eso es muy importante que el personal de la clínica esté especialmente protegido en los momentos en los que trabaja cara a cara en la boca del paciente. Es la única manera de proteger a ambos, tanto al especialista como al paciente, porque el paciente también estará muy expuesto a recibir cualquier tipo de microgota que esté en suspensión en el aire o que expida el propio especialista.

Las medidas de protección más importantes

El uso de epis sanitarios, por tanto, debe ser reforzado en las clínicas dentales, donde el empleado no puede mantener una distancia superior a un metro la mayoría del tiempo mientras trabaja. Este tipo de epis se llaman epir (equipo de protección individual reforzado) y consiste en garantizar que la persona lleva todas las barreras físicas posibles para evitar cualquier tipo de fallo en el equipo de protección. Este tipo de epis para clínicas dentales consiste en el uso de mascarillas FFP2 valvuladas, guantes, gorro, bata desechable y protección ocular como gafas y pantallas. Para el personal de la clínica que no trabaja en contacto directo con los pacientes, como el personal de recepción o de limpieza, bastará con el empleo de los llamados epis intermedios.

Otras medidas de protección sanitarias que se deben llevar a cabo de manera intensa en estas circunstancias son el lavado de manos antes y después de tratar con cada paciente, tanto el equipo especialista como el resto, o la limpieza a fondo de superficies. Esta limpieza debe llevarse a cabo de manera más intensa y con mayor frecuencia de lo habitual.

Asimismo, es muy importante asegurar que todos los pacientes mantienen la distancia de seguridad y que hay el menor número de personas posibles a la vez en la clínica. Para ello, es básico llevar un buen control de agenda y pedir a los pacientes que sean puntuales o habilitar los espacios para que no esperen unos demasiado cerca de los otros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios