www.secretosdesalud.es

Sucesos

Al parecer, la mujer abandonó el cuerpo en la papelera de una gasolinera. Tras ser descubierto por sus empleados, se dio a conocer el informe forense, que demostró que el niño había nacido con vida. Sin embargo, la detención se produce 24 años después de los hechos...

La donante murió en un accidente de tráfico y a priori, no tenía antecedentes de haber presentado síntomas compatibles con la enfermedad.

El Condado de Greenbrier en Virginia (Estados Unidos), aún está en shock por lo ocurrido. Una joven madre de solo 25 años ha asesinado a sus cinco hijos y ha dejado una carta donde confiesa el crimen.

En plena escalada de contagios en todo el mundo y el correspondiente aumento de las restricciones tras la época navideña, la presión asistencial crece sobremanera y nos deja imágenes como esta, que han removido conciencias tras los excesos de estos días.

El programa de televisión argentino Involucrados ha difundido los últimos audios que Natacha Jaitt envió a su hermano Ulises, con el que vivía y mantenía una relación muy estrecha.

Anthony Aiello fue arrestado la semana pasada acusado de haber matado a su hijastra. El crimen podría seguir sin resolverse de no ser por el pequeño aparato electrónico que la víctima llevaba en su muñeca.
  • 1

El jefe de servicio de urgencias del hospital Montichiari, en Italia, habría provocado la muerte de dos pacientes, de 61 y 80 años de edad, aunque ya se están investigando otras tres muertes.

Conmoción en Estados Unidos. Un hombre que creía falsamente que el gobierno estaba utilizando el coronavirus para "controlar las mentes", mató a su hijo de solo nueve años de edad un día antes de que se tuviese que vacunar. Posteriormente, terminó con su vida.

Da igual de dónde venga la imagen, si es en Rusia o en España. Los sanitarios se están enfrentando como auténticos héroes a una situación que les ha venido impuesta, sin conocimiento previo y en no pocas ocasiones sin los medios necesarios para combatirlo.

Narcotizaban a las víctimas suministrando benzodiacepinas durante las citas que concertaban a través de redes sociales y cuando se encontraban sedadas, aprovechaban para desvalijar las viviendas. Actuaban en las ciudades de Madrid, Bilbao y Barcelona y la gran mayoría de las víctimas tuvieron que ser atendidas por intoxicación e incluso una de ellas llego a sufrir un ictus.

No es de extrañar que este caso haya sido calificado de “milagro” por los propios médicos del niño de 10 años, Xavier Cunningham. El pequeño se clavó un pincho de cocina en la cara al caer desde su casa del árbol en Estados Unidos.