www.secretosdesalud.es
La vuelta al cole incrementa el riesgo de infecciones por rotavirus
Ampliar

La vuelta al cole incrementa el riesgo de infecciones por rotavirus

domingo 27 de septiembre de 2015, 17:30h

Escucha la noticia

El rotavirus es un virus muy contagioso y resistente
  • Las infecciones por rotavirus son la causa más frecuente de gastroenteritis en lactantes y niños pequeños al tratarse de un virus muy contagioso y resistente. Por ello, en los lugares comunes como son las guarderías o las aulas escolares aumenta el riesgo de contagio.
  • La presencia de fiebre, vómitos y deshidratación indican la posible infección por rotavirus.
  • Siempre que se detecta un caso de rotavirus hay que extremar las precauciones ya que se disemina rápidamente en el entorno familiar, en guarderías o centros escolares, llegando a originar brotes epidémicos.

Las infecciones por rotavirus son la causa más frecuente de gastroenteritis en lactantes y niños pequeños, al tratarse de un virus muy contagioso y resistente. El simple contacto con otros niños y/o cuidadores contagiados por esta enfermedad, o con objetos que han estado en contacto personas infectadas, aumenta el riesgo de contagio. Por ello, se recomienda proteger correctamente al niño y extremar la higiene para evitar el riesgo de contagio en lugares comunes, como pueden ser las guarderías o las aulas escolares.

Siempre que se detecte un caso de rotavirus se deben extremar las precauciones, ya que el virus se disemina rápidamente tanto en el entorno familiar, como en espacios comunes -en guarderías o centros escolares-, llegando incluso a originar brotes epidémicos. Entre las precauciones necesarias destaca, por su elevada eficacia, la prevención de la enfermedad, como indica el estudio “caracterización de las infecciones por rotavirus e impacto en los niños afectados y sus padres en España1” , premiado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) en su último congreso a las mejores comunicaciones libres presentadas en formato póster. Según el doctor Javier Aristegui, del Departamento de Pediatría del Hospital de Basurto (Bilbao) y co-autor del mencionado estudiado “las vacunas frente al rotavirus se administran oralmente, desde las seis semanas de vida, y protegen de forma segura y eficaz frente a la mayoría de los rotavirus circulantes responsables de la gastroenteritis aguda en nuestro entorno, disminuyendo en un cien por cien los casos graves de la enfermedad, y previniendo la necesidad de atención médica o el ingreso en el hospital”.

En segundo lugar, se encuentra el incremento de las medidas higiénicas y desinfectantes, aunque éstas no evitan por completo la transmisión de la enfermedad en el caso del rotavirus. Su carácter contagioso y resistente dificultan su desaparición con el lavado de manos (con agua y jabón), o incluso con desinfectantes cutáneos habituales (como la clorhexidina o la lejía).

Síntomas de la infección por rotavirus La presencia de fiebre, vómitos y deshidratación indican la posible infección por rotavirus. Si se confirma el diagnóstico, la necesidad de rehidratación del niño afectado por rotavirus es significativamente mayor que por otra causa, ya que se pierden líquidos y sales a través de los vómitos y la diarrea, según pone de manifiesto un estudio epidemiológico prospectivo en consultas de pediatría y urgencias hospitalarias de Cataluña, Andalucía y País Vasco . Además, el estudio, en el que participaron 64 pediatras, revela que estos pacientes realizan más visitas al pediatra y a urgencias, y reciben más ingresos hospitalarios

Las gastroenteritis por rotavirus atendidas en atención primaria y urgencias se asocian a una mayor y más grave presencia de síntomas, un mayor consumo de recursos sanitarios y un mayor impacto en el comportamiento, actividades y economía de los niños y sus padres , según muestra la investigación.

Impacto de la infección en la salud del bebé/niño y en el núcleo familiar

En general, la gastroenteritis aguda no suele prolongarse más de una semana, siempre y cuando se sigan correctamente las recomendaciones de rehidratación. Sin embargo, un mismo niño puede padecer más de una vez una infección por rotavirus. La primera vez suele ser la más grave, lo que indica que el niño desarrolla una protección frente a sucesivas reinfecciones.

Por otro lado, no hay forma de predecir la evolución, y no se puede saber de antemano qué niños con infección por rotavirus padecerán un cuadro leve o grave .

Las gastroenteritis por rotavirus además de impactar en la salud del bebé/niño, alteran la vida familiar. Si bien, el niño infectado por rotavirus se muestra más irritable, más cansado y sin ganas de jugar , el elevado deterioro en su comportamiento genera gran preocupación en los padres, alteraciones del sueño, modifica su ritmo habitual de trabajo y, en algunos casos, requiere de ayuda externa.

La importancia de la prevención ante el rotavirus Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda la vacunación frente al rotavirus debido a la gran carga sanitaria global atribuida a esta infección. Desde principios de los ochenta, la OMS ha apoyado firmemente el desarrollo de esta vacuna. Además, estableció un objetivo que recientemente se ha logrado: disponer de vacunas orales seguras y eficaces en la prevención de la gastroenteritis aguda por rotavirus, siendo la principal estrategia para prevenir la enfermedad.

Cinco cosas que debes saber sobre el rotavirus

  • El rotavirus es la causa más común de la gastroenteritis aguda en niños lactantes. Afecta especialmente a niños pequeños, pero es la causa más frecuente de gastroenteritis aguda en el mundo.
  • 2. El rotavirus es muy contagioso y muy resistente, no se elimina con el simple lavado de manos ni con muchos desinfectantes habituales, y sobrevive mucho tiempo en superficies que han estado en contacto con un paciente infectado.
  • 3. No se puede saber de antemano qué niños con una infección por rotavirus tendrán un cuadro leve y qué niños tendrán una evolución grave, es decir, no existen grupos de riesgo; dicho de otro modo, no hay manera de predecir la evolución.
  • 4. En nuestro entorno, gracias a la fácil disponibilidad de tratamientos de rehidratación, el rotavirus tiene una mortalidad muy baja, pero constituye una causa muy frecuente de consulta médica e ingreso hospitalario, lo que supone un consumo elevado de los recursos económicos y asistenciales, y tiene un impacto significativo material y emocional en las familias de los niños afectado
  • 5. En el momento actual existen vacunas a partir de las seis semanas de vida, que son muy seguras y eficaces en la prevención de la infección por los principales tipos de rotavirus

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios