www.secretosdesalud.es
Greenpeace aplaude la medida de Barcelona para reducir el consumo de carne en los comedores escolares
Ampliar

Greenpeace aplaude la medida de Barcelona para reducir el consumo de carne en los comedores escolares

lunes 03 de febrero de 2020, 12:05h

Escucha la noticia

La Ciudad Condal se convierte en la primera de España en reducir el consumo de carne para hacer frente a la emergencia climática.

El pasado agosto el IPCC urgió a una reducción del consumo de carne como medida imprescindible contra la crisis climática

Reducir la oferta de carne permite disminuir de forma importante la huella de carbono y ecológica de las ciudades

Madrid, 30 de enero de 2020.- Greenpeace aplaude la medida anunciada hoy por el Ayuntamiento de Barcelona para que en los comedores escolares de la ciudad durante dos días a la semana se ofrezca alimentos solamente de origen vegetal, así como productos ecológicos, de proximidad y de temporada. Se trata de una iniciativa que surge en el ámbito de la declaración de emergencia climática de la ciudad, que tuvo lugar semanas atrás, y ante la cual la organización ecologista pidió más ambición y concreción. Esta es la respuesta. Además, Greenpeace, en el ámbito de su campaña Neopolitan, lleva casi dos años pidiendo la adopción de este tipo de medidas a Barcelona y muchas otras ciudades españolas.

“Ante la emergencia climática en la que estamos inmersos necesitamos medidas valientes y contundentes y el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido con su decisión en todo un ejemplo a seguir al poner en marcha medidas que permitirán implementar una dieta sana y sostenible en los comedores escolares”, ha declarado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Desde Greenpeace valoramos de una forma muy positiva el anuncio de ofrecer dos días a la semana al alumnado solamente alimentos de origen vegetal y alentamos a otros ayuntamientos, así como a las comunidades autónomas, a hacer lo mismo”, ha añadido.

Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), el sector agroalimentario en su conjunto es el responsable de hasta el 37% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, siendo 14,5% responsabilidad de la ganadería. En su informe de agosto de 2019 instó a un cambio de dietas, en particular a que se incremente la ingesta de alimentos de origen vegetal y se reduzca la de alimentos de origen animal, en particular la carne, y del modelo productivo como una de las importantes formas de reducir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y con esto paliar la crisis climática en la que estamos inmersos. En España, según los últimos datos del Ministerio para Transición Ecológica, las emisiones de gases de efecto invernadero se redujeron un 2,2%, sin embargo las de la ganadería se incrementaron, lo que impidió una reducción aún mayor.

Según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), España es el segundo país de Europa con el mayor consumo de carne por persona y año. Además, una reciente investigación de Greenpeace mostró que los comedores escolares son un reflejo de este excesivo consumo de carne.

Con el anuncio de hoy, Barcelona se convierte en la primera ciudad del estado español en adoptar de forma oficial medidas de reducción de la oferta de carne para reducir su huella de carbono y ecológica. Según ha anunciado el Ayuntamiento, estas medidas se aplicarán ya este año a seis colegios de su “Red de Escuelas + Sostenibles” y se pretende que se apliquen en todos los comedores de los centros educativos de la ciudad en 2021. Muchas otras grandes urbes ya han tomado la misma decisión, como Washington (EEUU), Aarhus (Dinamarca), Montpellier, Grenoble y algunos distritos de París (Francia). Además, otras muchas ciudades se comprometieron hacer lo mismo en la pasada reunión del C40 que tuvo lugar en Copenhagen el pasado octubre, para reducir su huella ecológica.

“En España, las emisiones correspondientes al consumo actual de carne, lácteos y huevos equivalen a las de recorrer 10.000 km en un coche utilitario y tienen además muchos otros impactos ambientales. La alimentación es así una de las más poderosas herramientas para cambiar el destructivo modelo de agricultura y ganadería industrial y reducir el consumo de carne es una de las medidas más eficaces. Está al alcance de todas las personas y de todas las administraciones y organismos y se puede poner en marcha de inmediato”, ha concluido Ferreirim.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios